¿Qué es el Índice Glucémico?

El Índice Glucémico nos permite conocer los efectos de una determinada fuente de hidratos de carbono sobre los niveles de glucosa en sangre. Los alimentos con un bajo índice glucémico son mejor asimilados, su tiempo de absorción se modula y, por lo tanto, hay una reducción del stress físico y el consiguiente aumento de la eficiencia.
Un Índice glucémico elevado, vinculado a los cereales ricos en almidón altamente digeribles, predispone a patologías como la obesidad y la diabetes, tanto en humanos como en animales.
Por estos motivos y tras detalladas investigaciones, creamos N&D "Grain Free", completamente libre de cereales, y N&D "Low Ancestral Grain", con una pequeña cantidad de cereales ancestrales (espelta y avena), que tienen un índice glucémico más bajo que otros cereales utilizados habitualmente. Su bajo índice glucémico permite una moderada respuesta glucémica postprandial que también se modula con el tiempo. Este tipo de cereales tiene un contenido de fibra dietética más elevado que ayuda a la digestión y absorción de nutrientes aumentando las defensas del organismo.
El uso de cereales complejos como el maíz, por otra parte, podría exponernos al riesgo de contaminación por transgénicos (GMO),  lo cual va en contra de la filosofía nutricional Natural & Delicious.

¿QUÉ ES EL ÍNDICE GLUCÉMICO Y POR QUé ES IMPORTANTE MANTENERLO BAJO?
La nutrición natural para un perro o un gato debiera ser casi sin hidratos de carbono, ya que su metabolismo se desarrolló para obtener la Energía a partir de proteínas animales y grasas. Los hidratos de carbono proporcionan a nuestros animales domésticos calorías no deseadas, sin embargo la mayoría de los alimentos industriales en el mercado contienen del 40% al 60% de ellos.
Los hidratos de carbono procedentes de los cereales que tradicionalmente se utilizan en las fórmulas de alimentos para perros y gatos proporcionan una alta cantidad de energía en forma de glucosa que induce un marcado pico de glucemia postprandial. Especialmente en estos casos, es crucial controlar la respuesta de insulina a la glucosa postprandial y su capacidad de modulación frente a diferentes tipos de hidratos de carbono.